domingo, 2 de abril de 2023

«La profesión médica realmente no entiende esta inyección. No entienden lo que hace al aparato neurológico del cerebro y a la médula espinal»

El neurocirujano estadounidense jubilado Russell Blaylock realizó recientemente una presentación en profundidad sobre los efectos adversos que la proteína spike, inducida por la vacunación contra el Covid-19, tiene en el organismo.
AVISO A NAVEGANTES:
(Clic para desplegar)

En Trikooba buscamos dar difusión a noticias y artículos desde diferentes puntos de vista alternativos sobre lo que acontece en el mundo. Nuestro objetivo es invitar a la reflexión, dando a conocer «lo que se está hablando» sobre determinados temas que consideramos de interés, buscando con ello ofrecer una visión más amplia sobre lo que sucede -o puede estar sucediendo- y dejando siempre las conclusiones finales bajo el criterio de cada uno de nuestros lectores.

Nota:
Las referencias y/o fuentes de cada artículo pueden encontrarse al final de estos, junto al símbolo de la lupa (🔎), al igual que estudios e informes externos pueden también encontrarse incrustados como enlaces dentro del texto.

Por: Expose-News

El médico compartió descubrimientos impactantes sobre daños neurológicos, tasas de cáncer, paros cardíacos y otros problemas de salud exacerbados, así como su conexión con la tecnología de ARNm.

«Esta inyección [Covid] es una inyección de exosomas artificiales… El cerebro es una de las cosas más complejas de todo el universo… La profesión médica realmente no entiende esta inyección.  No entienden lo que hace al aparato neurológico del cerebro y a la médula espinal».

Su presentación titulada «Proteínas espiga y neurodegeneraciónEfecto de los exosomas artificiales en el sistema nervioso en forma de inyección’ (que puede verse íntegramente al final de este artículo) aborda los daños que la proteína espiga provoca en el cerebro, los ancianos y los niños no nacidos. 

El Dr. Blaylock también explica detalladamente los mecanismos que causan el daño y utiliza varios arículos publicados para demostrarloY termina con algunos consejos para quienes han sufrido daños por vacunas.

Microglía, citocinas, quimiocinas y excitotoxinas

Con todas las vacunas, y esta inyección en particular, si se estimula el sistema inmunitario periférico en cuestión de minutos se produce una activación microglial en el cerebro, la principal célula inmunitaria del cerebro.  Esto es lo que el Dr. Blaylock describe como «comportamiento de enfermedad«.

Cuando hay inflamación sistémica o se produce cualquier tipo de trauma en el cuerpo, se produce inflamación y activación del sistema inmunológico.  Esto envía una señal al cerebro en cuestión de minutos y comienza a activar la microglía, que es la célula inflamatoria y citotóxica del cerebro.

La siguiente imagen ilustra los diferentes estadios de la microglía.  En la parte superior de la imagen hay una microglía ramificada que es «normal», no ha sido estimulada. Se solía denominar «microglía en reposo», pero no es un término exacto.   Los pseudópodos se extienden y retraen constantemente para analizar el espacio extracelular en busca de invasores, cambios en el contenido químico, etc., explicó el Dr. Blaylock.

Cuando se produce una estimulación del sistema inmunitario, la microglía ramificada pasa a la fase de microglía cebada.  Los pseudópodos se retraen y se convierte en una célula de aspecto más redondeado.  En el interior de la microglía cebada se produce un intenso aumento de la producción de citocinas, quimiocinas y excitotoxinas, pero éstas no se liberan de la célula, por lo que puede haber alguna reacción inmunitaria menor, pero por lo demás no hay muchos signos de reacción.  «Eso es lo que ocurriría con la primera inyección de este inyectable que llaman ‘vacuna'», explica el Dr. Blaylock.  Es importante señalar que las quimiocinas atraen macrófagos, o glóbulos blancos, al cerebro.  Un macrófago en el cerebro tiene el mismo aspecto que la microglía y también puede someterse a cebado.

«Con la segunda estimulación inmunológica, [que sería la segunda inyección y] que puede ser meses más tarde, esa microglía cebada se activa por completo.  Y cuando eso ocurre, libera todos estos componentes tóxicos… se obtiene una microglía activada crónicamente, [un] estado de sobreactivación y se produce una reacción inflamatoria 3 veces mayor que la que se obtendría normalmente con la activación microglial.»

Cuando la microglía recibe la segunda estimulación inmunitaria, por ejemplo tras la segunda inyección o más refuerzos, y libera altos niveles de elementos destructivos daña, por ejemplo, las dendritas, las membranas celulares, las mitocondrias y el ADN. «Y por tanto, puede producir muchos daños en esa neurona», dijo el Dr. Blaylock.

Cuando se contrae una infección y se recupera de ella, la microglía pasa del estado activado al estado ramificado.  En el estado ramificado, en lugar de liberar sustancias químicas nocivas, la microglía libera neurotrofinas que reparan los daños causados durante el estado activado.

Inmunosenescencia en los ancianos

Es importante ser consciente de la inmunosenescencia, o imflamación, en los ancianos, por la que las células inmunitarias empiezan a envejecer y cambiar, y las células inmunitarias no se reproducen y se vuelven altamente inflamatorias. Esto también ocurre con la microglía y los astrocitos, células gliales en forma de estrella del cerebro y la médula espinal.  La microglía senescente tiene una capacidad reducida para luchar contra los virus y produce altos niveles de mediadores inflamatorios y excitotoxinas. «Así, en la persona anciana esta reacción se magnifica infinitamente», dijo el Dr. Blaylock, «los astrocitos senescentes … filtran excitotoxinas por lo que eso se suma al problema».

«Toda esta senescencia se da más en los hombres que en las mujeres, lo que explica por qué se ven más problemas en los varones, como en los trastornos del espectro autista, así como en los trastornos neurodegenerativos».

Las células inmunitarias de las personas mayores no sólo producen niveles más altos de citoquinas inflamatorias, sino que también segregan niveles mucho más bajos de compuestos neurotróficos reparadores. «Así, la persona envejecida tiene una reacción mucho peor y menos capacidad para reparar las neuronas tras un ataque que una persona joven.  Por eso el envejecimiento es el principal factor de riesgo de los trastornos neurodegenerativos», afirma el Dr. Blaylock.

«Las proteínas espiga, al estar estimulando constantemente estas células tanto en el cerebro como sistémicamente, están produciendo un aumento de los niveles de [o aceleran] la senescencia inmunitaria».

‘Comportamiento de enfermedad’ + el efecto de las proteínas Spike en el cuerpo, 17 de noviembre de 2022 (marca de tiempo 15:52)

Luego, el Dr. Blaylock mostró algunas imágenes de diaspositivas de histologia de las autopsias realizadas por el Dr. Sucharit Bhakdi y el Dr. Arne Burkhardt que mostraban la proteína espiga en el cerebro y los daños que había causado.  Merece la pena escuchar su explicación en lugar de transcribirla aquí (véase el vídeo en la parte superior de este artículo, inicio 17:49, finaliza 19:19).

Efectos de las proteínas  espiga en el sistema nervioso central

Según los estudios, la proteína de la espiga, por sí sola, altera la función neurológica.

En un estudio, cuando los investigadores colocaron la proteína espiga en una célula, ésta formó abundantes exosomas que no sólo contenían la proteína  espiga, sino también dos microARN, explicó el Dr. Blaylock.

«Se demostró que la proteína espiga contenida en el exosoma provocaba un fuerte descenso de [un sistema regulador del interferón, autocontrolado] IRE9 en la microglía, haciéndola infinitamente más destructiva».

El Dr. Blaylock no aclara a qué estudio se refería más arriba.  Sin embargo, hemos encontrado ESTE estudio que puede ser relevante.

Otro estudio descubrió que los anticuerpos contra sólo un fragmento, no la totalidad, de la proteína espiga inducían neuroinflamación y alteraban la memoria episódica en ratones.  «Esto es lo que estamos viendo también en los seres humanos que han recibido esta inyección, tienen la memoria dañada», dijo el Dr. Blaylock.

«El cerebro tiene un sistema antiinflamatorio especial, que se llama receptor nicotínico alfa-7 de acetilcolina, lo que hace es regular a la baja todas las respuestas inflamatorias. También es responsable de la memoria y el aprendizaje.  Y lo que encontró, es que después de la inmunización con la proteína  espiga se desarrollan estas reacciones inmunitarias a la proteína espiga, sólo de ese fragmento, y hubo una pérdida en la memoria episódica en esos animales.  La segunda inyección fue aún peor.  Lo que demuestra el efecto de cebado que hemos discutido. La segunda inyección es siempre peor».

Un estudio de los efectos mitocondriales mostró que la proteína espiga por sí sola, aumentaba la actividad mitocondrial de la microglía produciendo niveles extremadamente altos de oxígeno reactivo y especies de nitrógeno reactivas.  Esto hace que la microglía sea más destructiva de lo que sería normalmente, explicó el Dr. Blaylock.  El estudio descubrió grandes cambios en las sustancias químicas de las mitocondrias expuestas a las proteínas espiga.  Observaron un aumento de quimiocinas y citocinas. La proteína espiga también aumentó el sitio de unión del receptor ACE2 en un 50% en la microglía, lo que significa que mucha más de ella se vería afectada por la proteína espiga.  En general, según el estudio, se produjo un aumento del 64% en el principal componente inflamatorio, el inflamasoma, en una célula. También demostró que la proteína espiga mermaba la capacidad del cerebro para tolerar la inflamación y aumentaba en gran medida la tormenta de citoquinas cerebrales.

Un segundo estudio sobre los efectos de la proteína  espiga en las mitocondrias descubrió que la proteína a espiga provocaba que la microglía pasara a la glucólisis, que es lo que hace el cáncer.  La glucólisis aumenta la inflamación y la excitotoxicidad.

Un estudio publicado en marzo inyectó un fragmento de la proteína espiga, la subunidad S1, en el hipocampo de ratones. El hipocampo es una región del cerebro asociada principalmente a la memoria.  «Encontraron un profundo déficit cognitivo», dijo el Dr. Blaylock. El estudio detectó una disminución notable de las neuronas y un aumento del 59%-63% de la activación de los astrocitos en las dos zonas relacionadas con el aprendizaje y la memoria, y la función cerebral afectiva.  Los autores del estudio determinaron que la muerte de las neuronas era secundaria a la activación microglial causada por la proteína espiga.  «Así pues, sólo el fragmento S1 por sí solo puede causar un grave déficit cognitivo», afirmó el Dr. Blaylock.

Según el Dr. Blaylock, se ha demostrado que la proteína espiga reduce la sensibilidad de los barorreceptores del tronco encefálico.  El tronco encefálico controla la frecuencia cardiaca.  «Vemos muchos casos de síndrome POTS con esta inyección, lo cual tiene sentido porque la proteína espiga afecta a los barorreceptores», explica el Dr. Blaylock. POTS es el acrónimo de síndrome de taquicardia ortostática postural.

También se ha demostrado que la proteína espiga penetra en las células endoteliales y entra rápidamente en el núcleo.  También daña las mitocondrias de las células endoteliales.  Ambas tienen el efecto de reducir la función de la célula endotelial, que es esencial para la función de los vasos sanguíneos.  La célula endotelial es especialmente importante para la barrera hematoencefálica.  La reducción de la función de las células endoteliales provoca daños en las arterias, arteriolas y capilares del cerebro. Los daños en estos vasos provocan derrames cerebrales y, según el Dr. Blaylock, «con el tiempo, sospecho, aunque aún no se ha informado de ello, que vamos a tener muchos aneurismas, y eso es porque se está dañando la integridad de la pared del vaso y eso es lo que es un aneurisma.»

También se demostró que la mutación de la proteína espiga desencadena excitotoxicidad en un estudio publicado en 2011.  Este estudio fue de la proteína espiga de un coronavirus diferente al SARS-CoV-2 pero muestra el daño que provoca la proteína espiga.

En un estudio de seis pacientes con efectos neurológicos conocidos pero cuyas resonancias magnéticas eran normales, se realizó un escáner de imagen de tensor de difusión («DTI»).  La DTI (la imagen del tensor de difusión) muestra los daños en los axiones de la materia blanca y permite al investigador observar las fibras individuales de la sustancia blanca. La materia blanca es un tejido del cerebro compuesto por fibras nerviosas. Las fibras, llamadas axones, conectan las células nerviosas y están recubiertas de mielina, un tipo de grasa. La mielina es lo que da a la sustancia blanca su color blanco.  Los seis participantes en el estudio tenían escáneres DTI anormales, lo que indica inflamación.  Uno de los participantes murió y se le practicó una autopsia: se detectó una gran activación microglial, sobre todo en el tronco encefálico.  Otros estudios han confirmado que la actividad microglial es más intensa en la materia blanca y no en la materia gris.

Las fibras de la materia blanca conectan todas las áreas del cerebro.  Por eso, cuando se daña la fibra, la materia gris no puede funcionar, ya que no puede comunicarse.  Esto es lo que ocurre en el autismo y las anomalías de la materia blanca se observan en personas con autismo.

Efectos en los niños por nacer

Las ramificaciones en el feto en desarrollo son asombrosas.

«Todo el proceso del nanotransportador lipídico que lleva la proteína espiga a todas partes también ocurre en la mujer embarazada: el nanotransportador lipídico atraviesa la placenta, entra en la circulación del bebé y, por supuesto, como dijimos al principio, el niño está acumulando 250.000 células cerebrales cada minuto [por lo que] está perjudicando [el desarrollo cerebral]. Además, se produce excitotoxicidad e inflamación», explica el Dr. Blaylock.

En el bebé se produce el mismo proceso que en los adultos, el cebado y la activación, y una activación microglial a largo plazo; por ejemplo, al examinar el autismo en adultos, después de 40 años la microglía seguía activada».  El Dr. Blaylock advirtió:

«Creo que vamos a ver de todo [como consecuencia de las inyecciones  Covid].  Vamos a ver un aumento tremendo de los trastornos del espectro autista.  El otro trastorno del que nunca se habla es la esquizofrenia.  Lo que vemos es que si estimulamos el sistema inmunitario durante el tercer trimestre, la incidencia de la esquizofrenia aumenta unas 6 veces.  Pero no aparece hasta la adolescencia, así que pasará mucho tiempo antes de que lo veamos.

«Pero creo que todo -las malformaciones ya están aumentando entre un 300 y un 400%, los abortos espontáneos- vamos a ver cosas que nunca hemos visto antes.  Ésa es la tragedia de todo esto«.

Que las organizaciones pediátricas avalen las inyecciones de Covid es monstruoso.

Mecanismos que causan cáncer

El Dr. Ryan Cole lleva un registro meticuloso y se dio cuenta de que había un aumento tremendo de cánceres agresivos tras el lanzamiento de la inyección de Covid.  También observó que personas que tenían cánceres bien controlados estaban desarrollando cánceres incontrolables y muriendo muy rápidamente.

Los linfocitos, que ayudan a combatir los cánceres, disminuyen tras la inyección Covid y esta es la causa de la que se habla a menudo.  Pero hay otros dos mecanismos causantes de estos cánceres que hay que estudiar, dijo el Dr. Blaylock.  Uno es la activación de virus oncogénicos y el otro son los niveles de glutamato.

Virus oncogénicos

Se ha mencionado en numerosas ocasiones que las inyecciones de Covid activan virus latentes.  «Hay muchos virus oncogénicos», dijo el Dr. Blaylock.

Comportamiento ante la enfermedad» + efecto de las proteínas en el organismo, 17 de noviembre de 2022 (timestamp 34:52)

Una vez activados, estos virus son potentes oncomoduladores. Uno de los mecanismos de inducción y potenciación del cáncer es la inflamación.  Se sabe que la inflamación es la causa principal de prácticamente todos los cánceres y que aumenta los cánceres en todas sus fases, dijo el Dr. Blaylock.

«No se conoce ninguna vacuna que produzca el alcance y la naturaleza prolongada de la inflamación como estas inyecciones.  Y es continuo, aumentan constantemente la cantidad de proteína espiga».

Glutamato

Todas las células inmunes secretan glutamato.  Así que, cuando el sistema inmunitario se activa y se infiltra en los tejidos, aumenta considerablemente los niveles de glutamato en ese tejido. Se sabe que varios tipos de cáncer son estimulados por el glutamato.  Se ha demostrado que los bloqueantes del glutamato reducen la división celular, aumentan la muerte celular e inhiben la migración celular.

Los receptores de glutamato se encuentran por todo el cuerpo.

La infiltración de microglía en el cerebro potencia el crecimiento de los tumores cerebrales, al igual que la infiltración de células secretoras de glutamato. «Los tumores cerebrales primarios son especialmente propensos a ello», explicó el Dr. Blaylock.  En el caso del glioblastoma multiforme, las personas que tienen niveles muy altos de glutamato en el tumor tienen un pronóstico muy malo.  Los que tienen niveles muy bajos de glutamato viven mucho más tiempo, dijo.

Muerte súbita cardiaca

» Las personas que intentan ocultar que [la muerte súbita cardiaca está] causada por las inyecciones lo llaman síndrome de muerte súbita, un término sin sentido», afirma el Dr. Blaylock.

Todos los tejidos del corazón tienen receptores de glutamato. Todo el sistema de conducción eléctrica del corazón está controlado por receptores de glutamato.  «Y sabemos que las personas que tienen un nivel bajo de magnesio en los tejidos presentan niveles elevados de excitotoxinas y son propensas a la muerte súbita cardiaca», explicó.

El corazón también está controlado por sistemas neurológicos centrales en el tronco encefálico que regulan la contracción y el ritmo cardíacos.  Si el glutamato es excesivo en el tronco encefálico, puede provocar arritmias o latidos irregulares, muerte cardiaca súbita o infarto.

En un estudio con animales, se administraron compuestos bloqueadores del glutamato a hámsters durante cinco días.  Los hámsters estaban genéticamente predispuestos a la muerte súbita cardiaca cuando se exponían al estrés. Tras administrarles el compuesto de glutamato se observó una reducción significativa de la muerte inducida por el estrés.  Sin embargo, todos los animales alimentados con una dieta baja en magnesio y expuestos al estrés murieron.   En cambio, ninguno de los animales cuyos niveles de magnesio se elevaron murió. «Así pues, un nivel bajo de magnesio… potencia enormemente la excitotoxicidad», afirmó el Dr. Blaylock.

Muchas personas tienen una dieta alta en glutamato, presente en los alimentos procesados y en el aspartamo, y al mismo tiempo tiene reservas bajas de magnesio, lo que puede precipitar la muerte súbita cardíaca.  «Así pues, si usted se encuentra en esta categoría y recibe esta inyección, probablemente morirá a causa de ella», explicó el Dr. Blaylock.

¿Qué pueden hacer las personas que han recibido inyecciones de Covid?

El Dr. Blaylock terminó su presentación con algunos consejos, sobre todo para quienes han sufrido lesiones por vacunas.  Dijo:

«Hay que calmar la microglía.  Hay que ayudar a establecer este sistema protector.  Y eso se puede hacer con una serie de compuestos, como la curcumina. Quercetina, vicetina, hesperidina, vitamina D3, vitamina C… La lista es interminable.  Hay muchos flavonoides conocidos por calmar la microglía.  La silimarina lo hace en muy poca concentración.

«El problema es que se absorbe en el tracto gastrointestinal. Hay formas nanométricas de estos compuestos que se absorben muy bien y llegan al cerebro en altas concentraciones, así que lo hemos superado.  Recomiendo a la gente que pruebe la nanocurcumina.


Trikooba es un blog personal 100% comprometido con sus lectores, no está en deuda con ningún anuncio corporativo o patrocinio. Si desea ayudarnos a mantenernos en línea y crecer, podrá aportar su contribución en el siguiente enlace: Apoyo | Trikooba.


«También se quiere aumentar la función mitocondrial.  Hay toda una serie de compuestos que puede utilizar para aumentar la función mitocondrial.

«Y quieres que todos tus antioxidantes reduzcan el daño que la excitotoxicidad está causando.»

¿Qué puede hacer la gente con los cánceres causados por las inyecciones?

El Dr. Blaylock ha escrito un libro sobre tratamientos naturales contra el cáncer titulado «Estrategias naturales para pacientes con cáncer«, por lo que ha investigado a fondo sobre el tema.

«Hay muchos compuestos naturales que son inhibidores muy potentes del cáncer.  Lo que hay que hacer es aumentar los linfocitos.  El astrágalo eleva drásticamente los linfocitos en pacientes con cáncer.

«Y he tenido un número de pacientes con cáncer en los que hice eso, sus linfocitos volvieron a la normalidad y su cáncer estaba bajo control He tenido un número de mujeres con cáncer de mama en etapa 4, e hicimos estas cosas, y han tenido una larga supervivencia y la mayoría de ellos todavía están vivos.  Así que esto funciona.

«Pero es como todo lo que vemos hoy en día, lo encubren.  No quieren que lo sepas porque las compañías farmacéuticas están haciendo fortunas a costa de la gente.»



Compartir noticia en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

🛑Trikooba depende únicamente de tu apoyo para poder seguir adelante con su labor🛑

🤝Si quieres saber cómo puedes apoyar el blog de una manera totalmente gratuita haz clic aquí

💸 Si te lo puedes permitir y quieres hacer una aportación económica visita este enlace

Apoya el blog
Noticias Recientes
Destacados al azar

Sígue a Trikooba en